Sesión 15

COMO UN HOMBRE PIENSA, ASÍ ES SU VIDA

( As a Man Thinketh )

 

Qué frase tan dura y contundente en el párrafo anterior y que vimos en la sesión previa: El sufrimiento es siempre el efecto de los pensamientos equivocados en alguna dirección El cómo queremos sentirnos es algo que nosotros mismos podemos determinar, elegir. En los párrafos de este 2° capítulo que estamos estudiando y que veremos a continuación, el autor nos muestra porqué nos va como nos va y cómo podemos cambiar esa situación si es que no nos gusta, si no es lo que deseamos para nuestra vida. Sobre todo porque frecuentemente se tiende a confundir como una sola cosa -felicidad-éxito-riqueza- cuando en realidad se trata de tres cosas independientes aunque claro, se pueden llegar a sincronizar y darnos un plano de inmenso bienestar, y la buena noticia es que es posible y depende sólo de nosotros.

Si nos encontramos en pobreza o sufrimiento también veremos el porqué, lo que debemos hacer y dejar de hacer… Sigamos avanzando con algunos párrafos en el 2° capítulo del libro…

 

  1. Efecto del pensamiento en las circunstancias

(Continuación)

Las circunstancias por las que un hombre se encuentra con el sufrimiento son el resultado de su propia falta de armonía mental, las circunstancias por las que el hombre se encuentra con la buenaventura son los resultados de su propia armonía mental. Buenaventura (Dicha), no posesiones materiales, es la medida del pensamiento correcto; la infelicidad, no la falta de posesiones materiales, es la medida del pensamiento errado. Un hombre puede ser desgraciado y ser rico; puede ser bendito y pobre. La buenaventura (dicha) y riqueza sólo se juntan cuando la riqueza es empleada correctamente y con sabiduría; y el hombre pobre sólo desciende a la miseria cuando considera su destino como una carga injustamente infligida.

 

La indigencia (pobreza) y la indulgencia (disimular las culpas, hacerse de la “vista gorda”) son dos extremos de la miseria, (de la desdicha). Ambas son igualmente innaturales y el resultado de un desorden mental. Un hombre no está correctamente adaptado hasta que es un ser feliz, saludable y próspero; y la felicidad, salud y prosperidad son el resultado de la armonía entre su mundo interno y externo, del hombre con su entorno.

 

Un hombre sólo empieza a ser hombre cuando deja de lamentarse y maldecir, y comienza a buscar la justicia oculta que gobierna su vida. Y al adaptar su mente a este factor gobernante, cesa de acusar a otros como la causa de su situación, y se forja a sí mismo con pensamientos nobles y fuertes; deja de patalear contra las circunstancias, y empieza a utilizarlas como ayuda para progresar más rápido, y como un medio para descubrir el poder y las posibilidades ocultas dentro de sí.

 

COMENTARIOS:

Una de las bases o plataformas del éxito es la buenaventura y que significa tener dicha, salud y felicidad, entendida la felicidad como: Un estado de grata satisfacción espiritual y física. Esta se consigue a base de armonía mental. Allen nos hace ver que es mucho más intensa y gozosa la buenaventura, que tener o poseer cosas materiales. Se puede ser rico y al mismo tiempo desdichado, o pobre y bienaventurado. Pero la buenaventura, la felicidad y la riqueza no se excluyen ni están reñidas una con la otra…

En realidad nos sentimos pobres y miserables cuando pensamos, sentimos y decimos que es: “la situación, la economía, la familia en que nos tocó vivir”, etc. y culpamos así a terceros o a lo externo de lo que nos pasa, como si fuéramos víctimas de un castigo impuesto desde fuera de nuestra vida, como si ese fuera el destino que nos toca vivir a manera de tragedia griega e imposible de cambiar y remediar.

Cuando logramos la armonía mental entre nuestro mundo interior y el exterior lograremos también y de manera conjunta y simultánea: felicidad, salud y prosperidad. Nuestro estado empieza a cambiar y empezamos a ser verdaderas personas cuando dejamos de quejarnos, de lamentarnos y de maldecir a todo y a todos como responsables de nuestra situación, y en su lugar buscamos en nuestra mente qué sucede en nuestro interior, y qué es lo que de manera oculta gobierna nuestras vidas. Recuerda, es definitivo y cierto, nosotros podemos forjarnos a nosotros mismos con pensamientos nobles y fuertes. ¿Quieres resultados diferentes? Empieza ahora mismo a hacer algo diferente…

 

ACCIONES:

  • Una sola pero poderosa tarea para hoy: Durante todo el día evitaremos quejarnos o lamentarnos de nada ni de nadie, y evitemos culpar al clima, al tráfico, al jefe, al gobierno, al estado de salud, al aumento del dólar, etc. etc. Y evitemos hablar mal de nadie. Trabajemos en esto con mucha constancia y muy pronto veremos resultados…

 

Déjanos un comentario o escríbeme a mi correo que está a tu disposición: andresbermea@vitaminasparaelexito.com  (Resalta y copia por favor la dirección de correo y pégala en tu navegador de correo). Te invito a escribir y que nos compartas tus pensamientos y comentarios. Me será muy valioso.

 

Anuncios