Sesión 16

COMO UN HOMBRE PIENSA, ASÍ ES SU VIDA

( As a Man Thinketh )

¿Cómo te fue con el ejercicio de la sesión anterior? Es importante continuar con esa misma tarea: Evitar quejarnos o lamentarnos de nada ni de nadie. ¿Por qué seguir con esto? Porque obviamente habrá que hacerlo diariamente y por una temporada hasta que lo convirtamos en un hábito y eso toma tiempo, pero te aseguro que te dará MUCHAS satisfacciones y escribo MUCHAS con mayúsculas intencionalmente, ¡seguro entiendes el significado!…

Lograr el éxito no es una meta o un destino, es una actitud, es una manera de vivir y eso implica aprender a disfrutar del trayecto. ¡A vivir el día con día!  Hoy veremos sólo un párrafo breve pero que sirve de antesala para algo muy importante y que es conocer los productos o resultados del tipo de pensamientos que alimentamos en nuestra mente y corazón… Sigamos avanzando con algunos párrafos en el 2° capítulo del libro…

 

  1. Efecto del pensamiento en las circunstancias

(Continuación)

Ley, y no confusión, son el principio dominante del universo; justicia, no injusticia, es el espíritu y sustancia de la vida; rectitud, y no corrupción, es la fuerza moldeadora y motivadora que gobierna el espíritu del mundo. Siendo esto así, el hombre no tiene opción más que descubrir que el universo funciona correctamente, y al rectificarse, encontrará que mientras cambia sus pensamientos respecto a las situaciones y la gente, las situaciones y la gente cambiarán respecto a él.

 

COMENTARIOS:

Todo se rige por una ley y esto es algo que así se da, que funciona así lo creamos o no, o lo queramos o no. No depende de nosotros y si no lo podemos entender, la ley igual seguirá operando. Las leyes no son inventadas por el hombre (Y claro que no me refiero aquí a las leyes civiles), a lo mucho son descubiertas por el hombre y conforme vaya descubriendo esto, mejor podrá adaptarse a su funcionamiento y al entenderlas podrá usarlas para su bien. No hay manera de decirle al sol: “Mañana no salgas hasta que yo te diga, pues me quiero levantar tarde”; Sabemos claramente que el día sigue a la noche y la noche al día, eso es inmutable, es decir, no lo podemos cambiar. Ni podemos cambiar las cuatro estaciones y sus climas (a menos que provoquemos un desorden en la naturaleza –muchos dicen que eso está sucediendo ahora-  y de ser así, más pronto que tarde se revertirá contra nosotros). Alguien entendió las leyes que rigen las estaciones y supo cuando sembrar para que su semilla diera fruto. Isaac Newton no inventó la Ley de la Gravitación Universal, la descubrió y gracias a eso ahora muchas cosas funcionan. Con nuestra vida sucede igual, pues así como en la tierra se replican muchas de las cosas que suceden en el resto del universo, podemos ver que diariamente estamos desarrollando procesos que funcionan a nuestro favor o son un desastre según el uso que hagamos de la ley o fórmula, es decir de nuestra manera de pensar y la clase de pensamientos que utilicemos.

Así como en el universo no hay caos o confusión pues todo se da por las leyes que lo rigen, así en nuestra vida todo puede ir bien si entendemos las leyes que nos rigen y las usamos a nuestro favor. Al igual que en el universo, lo que funciona bien es lo correcto, no lo incorrecto. Así lo que nos dará bienestar y éxito será una forma justa de proceder tanto con nosotros mismos como para con los demás. Por más extraño que parezca en nuestros días, será la rectitud y no la corrupción en nuestra manera de actuar la que le de equilibrio y haga que nuestra vida funcione bien. Si cambiamos nuestra manera de pensar respecto a lo que vivimos, lo que nos pasa, con respecto a los demás; igualmente nuestras circunstancias cambiarán.

 

ACCIONES:

  • Como ya anticipé antes sigamos durante todo el día evitando quejarnos o lamentarnos de nada ni de nadie… pero ahora agreguemos lo siguiente: Vamos a cuestionarnos cada vez que nos sea posible, Esto que estoy pensando, ¿es lo correcto? ¿Estoy pensando positivamente, con justicia, honestidad, rectitud y generosidad? Por hoy con eso es bastante…

 

Déjanos un comentario o escríbeme a mi correo que está a tu disposición: andresbermea@vitaminasparaelexito.com  (Resalta y copia por favor la dirección de correo y pégala en tu navegador de correo). Te invito a escribir y que nos compartas tus pensamientos y comentarios. Me será muy valioso.

 

Anuncios