Sesión 22

COMO UN HOMBRE PIENSA, ASÍ ES SU VIDA

( As a Man Thinketh )

En esta nueva sesión damos inicio al 4° capítulo del libro materia de este taller… Si cada capítulo y cada uno de sus párrafos, son importantes y no hay desperdicio ni paja alguna, este  que desde hoy veremos ¡es crucial!, es decir decisivo para nuestras vidas…

En este capítulo James Allen nos habla o mejor dicho nos cuestiona sobre el sentido o razón de ser de nuestra existencia, y el propósito de nuestras vidas. Propósito se refiere aquí al objetivo que pretendemos conseguir. El propósito es algo que es nuestro, es algo que nos imponemos por elección o descubrimiento y que lo hacemos de manera deliberada, consciente, no por azar. Cada uno de nosotros debemos ser los arquitectos y maestros constructores de nuestro destino

 

  1. Pensamientos y propósitos

Hasta que el pensamiento no esté acompañado de un propósito no habrá logro inteligente alguno. La mayoría permite que sus pensamientos naveguen sin rumbo y a la deriva por el océano de la vida. Tal falta de propósito es un vicio, y no ha de permitirla aquel que quiere estar a salvo de la catástrofe y la destrucción.

Quien no tiene un propósito central en su vida cae presa fácil de preocupaciones banales, miedos, problemas, y auto-compasión, y así se dirige, tan seguro como si lo buscara con intención (aunque por un camino distinto), al fracaso, la infelicidad, la pérdida de lo querido, porque la debilidad no puede perdurar en un universo de poder.

El hombre debe concebir un propósito legítimo en su corazón, y luchar por alcanzarlo. Debe hacer de este propósito el centro de sus pensamientos. Puede tomar forma de un ideal espiritual, o puede ser un objeto terrenal, de acuerdo con su naturaleza y los tiempos; pero cualquiera sea, debe firmemente enfocar la fuerza de sus pensamientos hacia el objetivo que tiene ante él. Debe hacer de este propósito su tarea suprema, y debe dedicarse por completo a conseguirlo, evitando que sus pensamientos divaguen en caprichos, antojos y fantasías, este es el camino real del dominio de sí mismo y la verdadera concentración del pensamiento. Aún si falla una y otra vez en alcanzar su propósito (como tiene que suceder hasta que venza su debilidad), la fuerza de carácter ganado será la verdadera medida de su poder y su conquista, y formará un nuevo punto de partida para la victoria y el poder futuros.

Quienes no están preparados para un propósito grandioso, deberán fijar sus pensamientos en ejecutar sin faltas su asignación, no importa qué insignificante pueda parecer. Sólo de esta manera pueden los pensamientos ser concentrados y enfocados, y la energía y la resolución pueden desarrollarse, y una vez logrado esto, no habrá nada que no se pueda lograr.

 

COMENTARIOS:

La única manera de llegar a alguna parte, es sabiendo a dónde queremos ir. Recordemos un poco de la historia de ALICIA EN EL PAÍS DE LAS MARAVILLAS, el diálogo entre Alicia y el Gato de Cheshire:

Alicia pregunta: Minino de Cheshire, ¿Podrías decirme, por favor, qué camino debo seguir para salir de aquí?

Esto depende en gran parte del sitio al que quieras llegar – dijo el Gato.

No me importa mucho el sitio… – dijo Alicia.

Entonces tampoco importa mucho el camino que tomes – dijo el Gato.

– … siempre que llegue a alguna parte – añadió Alicia como explicación.

¡Oh, siempre llegarás a alguna parte – aseguró el Gato- , si caminas lo suficiente!

La pregunta del millón de dólares es: ¿Sé quién soy y qué es lo que quiero? ¿Cuál es el propósito de mi vida? Si no hay una respuesta clara, al igual que Alicia, navegaremos a la deriva por la vida, y no podremos sentirnos felices o realizados y mucho menos lograr nada. La primera condición para logar el éxito es trabajar con nuestra mente y pensamientos en decidir de manera propia y voluntaria lo que queremos de nosotros mismos. Sin esto no es posible. Es como cuando tienes el propósito de salir de vacaciones, lo primero que decides es el lugar; el sitio a dónde quieres ir. Luego verás los medios y si te da el presupuesto, la manera de llegar ahí. Si no sabes lo que quieres, no podrás conseguirlo.

Más que pensar en lo que no queremos, debemos analizar, meditar de manera consciente en lo que sí queremos, descubrirlo en nuestro interior. Algo que ayuda mucho es encontrar cuáles son nuestras fortalezas es decir “aquello para lo qué somos buenos”.  Muchos podemos estar llenos de telarañas mentales que nos atrapan y no nos dejan ver. Esta tarea debe hacerse con paciencia y pensando que una vez que logremos limpiar nuestra “casa mental” todo se verá con mucha mayor claridad.

Si creemos que el éxito está reservado para unos cuantos, puede ser, pero no es porque sea en extremo difícil, sino como dice el autor “La mayoría permite que sus pensamientos naveguen sin rumbo y a la deriva por el océano de la vida.” En el momento que decidamos cuál es nuestro propósito, lo que queremos ser y vayamos en pos de eso, nuestra vida cambiará radicalmente. En realidad el éxito está al alcance de todos. Este tema es tan fundamental que seguiremos trabajando en ello los siguientes días, pues apenas comentamos el primer párrafo.

 

ACCIONES:

  • La tarea para hoy es responder a estas preguntas ¿Sé quién soy y qué es lo que quiero? ¿Cuál es el propósito de mi vida?.. Sé que no es fácil, pero todo está en empezar. Recuerda, el primer paso no te lleva a dónde quieres ir, pero te saca de donde estás… Date un tiempo a solas, para reflexionar en esto, es la inversión más grande, valiosa y disfrutable que puedes hacer, decidir lo que quieres de tu vida.

 

Déjanos un comentario o escríbeme a mi correo que está a tu disposición: andresbermea@vitaminasparaelexito.com  (Resalta y copia por favor la dirección de correo y pégala en tu navegador de correo). Te invito a escribir y que nos compartas tus pensamientos y comentarios. Me será muy valioso.

Anuncios