Sesión 24

COMO UN HOMBRE PIENSA, ASÍ ES SU VIDA

( As a Man Thinketh )

 

Seguramente has escuchado la expresión alcanzar el éxito… Pero ¿Cómo debemos entenderla? La primera respuesta es que el éxito no es una meta o un destino, ni algo que una vez obtenido es para siempre. Alcanzar el éxito es más bien una manera de vivir que se ejercita DIARIAMENTE… Es como el atleta, si hoy consigue un triunfo, debe seguirse ejercitando para la prueba de mañana y para la siguiente…

El éxito con un sentido de trascendencia, –entendida ésta como algo que va más allá de la vida terrenal– no es algo estático, ni casual; ni algo que se produce sin cultivo o sin cuidados del hombre. Ni que se produce aparentemente sin causa. El éxito es fruto de la voluntad, es una acción deliberada, que se provoca y que se consigue. Depende de nosotros y no del azar. Lo tenemos que ganar…

 

  1. Pensamientos y propósitos

(Continuación)

El alma más débil, conocedora de su debilidad, y creyendo esta verdad – que el poder sólo puede ser desarrollado con esfuerzo y práctica, podrá aplicarla en sí misma, y añadiendo esfuerzo al esfuerzo, paciencia a la paciencia, y fuerza a la fuerza nunca dejará de crecer, y al final crecerá con fuerza divina.

Así como el hombre físicamente débil puede fortalecerse mediante un cuidadoso y paciente ejercicio, así el hombre de pensamientos débiles puede convertirlos en poderosos ejercitándose a sí mismo en el pensar correcto.

Eliminar la falta de propósito y la debilidad, y empezar a pensar con propósito, es ascender al rango de aquellos que sólo reconocen el fracaso como uno de los caminos al éxito; quienes hacen que las circunstancias les sirvan, y quienes piensan con fortaleza, se lanzan con fiereza, y vencen con maestría.

 

COMENTARIOS:

El éxito es como un músculo que se ejercita y que cuando se deja de hacerlo, se vuelve flácido y pierde su fuerza. Mantenerlo trabajando, desarrollarlo y en buenas condiciones, sólo se puede con esfuerzo y práctica. Sí, él éxito requiere de esfuerzo y de práctica diaria. Ahora sabes la verdad, no hay éxito instantáneo. Hay que trabajar en el diariamente aunque nos sintamos cansados. Sin impacientarnos aunque no veamos resultados –estos habrán de llegar en su momento-, sino añadiendo más fuerza, con el entusiasmo de saber que cada vez estamos más cerca. El precio del éxito es una moneda que en una de sus caras dice determinación, o sea con un valor a toda prueba; y en la otra perseverancia es decir, mantenernos constantes, imparables en el seguimiento de lo que empezamos.

Así como ejercitamos y fortalecemos un cuerpo débil, como dice el autor, –con cuidadoso y paciente ejercicio-, igualmente podemos ejercitar nuestra mente para lograr pensamientos correctos y poderosos. Los pensamientos correctos son aquéllos que están a favor de nosotros y que producen en nosotros crecimiento saludable, que fortalecen tanto nuestra vida física como nuestra vida espiritual. Una buena manera de empezar es evitando pensamientos en contra de nosotros, auto destructivos, divagantes, venenosos, y especialmente acostumbrándonos a pensar con propósito y que aún en las caídas o tropiezos, en las fallas o en los errores no sintamos desanimo, ni pensemos ni un solo segundo en abandonar, sino que provoquemos en nosotros mismos, la fortaleza y el entusiasmo de hacerlo de otra manera.

 

ACCIONES:

  • Hoy a manera de ejercicio, vamos a establecer un propósito que deberemos cumplir antes de finalizar el día y por tanto no dejaremos que nuestra mente divague y se concentre en cambio en lograr nuestra propuesta.
  • Esto fortalecerá además otro músculo vital para lograr nuestro éxito y propósito de vida, el músculo de la voluntad. La voluntad la define el Diccionario de la Lengua Español como: La facultad de decidir y ordenar la propia conducta.

 

Déjanos un comentario o escríbeme a mi correo que está a tu disposición: andresbermea@vitaminasparaelexito.com  (Resalta y copia por favor la dirección de correo y pégala en tu navegador de correo). Te invito a escribir y que nos compartas tus pensamientos y comentarios. Me será muy valioso.

Anuncios