Sesión 27

COMO UN HOMBRE PIENSA, ASÍ ES SU VIDA

( As a Man Thinketh )

 

¡Hoy hay que felicitarnos!!… Iniciamos ya el 5° capítulo de este libro y que está orientado de manera más específica a cómo influye nuestra forma de pensar en el éxito. Espero que tú como yo a estas alturas ya tengas pleno convencimiento de que el éxito depende de nosotros. En el primer párrafo y que es nuestra materia para este día veremos que el éxito o el fracaso es sólo responsabilidad nuestra y de nada o nadie más. Vayamos al libro…

 

  1. El factor pensamiento en el éxito

Todo lo que el hombre logra y todo en lo que falla es resultado directo de sus pensamientos. En un universo gobernado con justicia, en el que la falta de equidad significaría la destrucción total, la responsabilidad individual ha de ser absoluta. La debilidad y fortaleza de un hombre, su pureza e impureza, son suyas, y de nadie más; son labradas por él mismo, y no por otro, y pueden ser alteradas sólo por él, nunca por otro. Su condición es también suya y de nadie más. Su sufrimiento y su felicidad emanan de adentro. Como él piense, así es él; como siga pensando, así seguirá siendo.

Un hombre fuerte no puede ayudar a uno débil a menos que el débil desee ser ayudado, más aún, el débil ha de hacerse fuerte por sí mismo; debe, con su propio esfuerzo, desarrollar la fortaleza que admira en otro. Nadie más que él puede alterar su condición.

 

COMENTARIOS:

El autor James Allen sintetiza en menos de dos líneas lo que hemos visto hasta ahora: “Todo lo que el hombre logra y todo en lo que falla es resultado directo de sus pensamientos.” Nuestros pensamientos construyen de manera constante y permanente sea el éxito o el fracaso. Una u otra cosa es el fruto de la semilla que plantamos en nuestra mente. La noticia importante y ya lo sabes, es que nosotros somos los sembradores y por la tanto quienes decidimos qué semilla sembrar, y que en última instancia por miedo o negligencia, si no sembramos buena semilla, simplemente estamos dejando voluntaria y deliberadamente que crezcan hierba y cizaña, porque recuerda que la mente es como un jardín destinado a producir. Para que la vida funcione adecuadamente debe haber un equilibrio entre todas las cosas y creo que no es difícil entender  que cuando falta el equilibrio, todo se viene abajo. Basta con pensar un poco en el equilibrio del universo, en nuestro sistema solar, ellos son una muestra del orden y del balance. Es como nuestro primer ejemplo, es como la mano de la maestra que en nuestros primeros días escolares, escribía la primera plana como una muestra de cómo debíamos hacer las cosas. Mantener el equilibrio de nuestras vidas es una responsabilidad individual de cada uno de nosotros, nadie puede hacerlo por nosotros, porque nadie más puede vivir nuestra vida, como tampoco nosotros podemos vivir la vida de alguien más. ¿Quieres tener éxito, ser feliz y trascendente? Tienes que hacerte cargo de tu vida.

Como señala el autor, nuestras debilidades y fortalezas son nuestras, lo mismo que nuestros vicios o virtudes; nosotros los cultivamos; dependen de nosotros y sólo nosotros podemos modificarlas, nadie más puede hacerlo. Por eso y a fin de cuentas lo que suframos o lo que gocemos viene de nuestro interior, es el fruto de lo que sembramos. Creo que ahora podemos entender claramente el título del libro y su significado: Cómo pensemos, somos; como sigamos pensando así seremos.

Para salir adelante primero debes desear hacerlo, y luego poner toda tu voluntad y determinación en ello, nosotros nos hacemos fuertes por nosotros mismos, por nuestro propio esfuerzo. Es como un atleta, que debe entrenarse personalmente, nadie más puede entrenarse por él, ni correr la carrera por él. Así es la vida, nadie puede vivirla por ti, tú eres el autor, intérprete y el director de tu vida. Nadie más.

 

ACCIONES:

  • Hoy continúa con la tarea que nos impusimos en la sesión anterior. Ir venciendo nuestras dudas y miedos. Piensa para cada uno de ellos “Yo puedo vencer esta duda, este miedo, porque ahora yo tengo el control de mi vida, y mis dudas y temores sólo viven en mi pensamiento y en este momento decido echarlos fuera.”

Déjanos un comentario o escríbeme a mi correo que está a tu disposición: andresbermea@vitaminasparaelexito.com  (Resalta y copia por favor la dirección de correo y pégala en tu navegador de correo). Te invito a escribir y que nos compartas tus pensamientos y comentarios. Me será muy valioso.

Anuncios