Sesión 33

COMO UN HOMBRE PIENSA, ASÍ ES SU VIDA

( As a Man Thinketh )

Continuamos ya con el 6° capítulo del libro  y ahora Allen nos insiste en que no importa cuál sea nuestro origen o la situación actual en que nos encontremos, por más insoportable o angustiante que nos pueda parecer, aún en la pobreza más extrema tenemos en nosotros mismos, en nuestro interior, el poder para cambiar, para re-inventarnos, es el poder de la mente y el deseo…

 

  1. Visión e ideales

(Continuación)

Este es un joven oprimido por la pobreza y el trabajo; confinado largas horas en un taller insalubre; sin escuela, y sin el arte del refinamiento. Pero sueña con cosas mejores; piensa en la inteligencia y el refinamiento, en gracia y belleza. Concibe, y crea con su mente, una vida ideal; la visión de una libertad más amplia y miras más elevadas toma posesión de él; la ansiedad lo lleva a la acción, y utiliza todo su tiempo libre y sus medios, aunque sean pequeños, al desarrollo de sus poderes y talentos ocultos.

Muy pronto su mente ha sido tan alterada que el taller no puede retenerlo más. Se ha convertido en algo tan fuera de armonía con sus pensamientos que queda fuera de su vida como una ropa que es tirada, y, al crecer las oportunidades que encajan con las miras de su creciente poder, se desvanece para siempre. Años más tarde, vemos a este joven como todo un hombre. Lo encontramos dueño de ciertas fuerzas mentales que esgrime con influencia universal y poder casi inigualado. En sus manos toma los hilos de responsabilidades gigantescas; él habla, y las vidas cambian, hombres y mujeres toman sus palabras y las siguen para modificar su carácter, y, como la luz del sol, se convierte en el centro y eje luminoso alrededor del que innumerables destinos se giran. Ha realizado la Visión de su juventud. Se ha convertido en uno con su ideal.

Y tú también, joven lector, lograrás la visión (no el deseo ocioso) de tu corazón, sea éste bajo o hermoso, o una mezcla de ambos, porque tu destino siempre te lleva hacia aquello que secretamente más amas. En tus manos será entregado el resultado exacto de tus pensamientos; recibirás lo que te ganes; no más, no menos. Cualquiera sea tu entorno actual, caerás, permanecerás, o te elevarás con tus pensamientos, tu visión, tu ideal. Llegarás a ser tan pequeño como los deseos que te controlan, tan grande como tus aspiraciones dominantes:

 

COMENTARIOS:

Es tan ilógico, como incomprensible pero al mismo tiempo cierto, que muchas personas aun sintiéndose abrumadas por la insatisfacción, frustradas y angustiadas por las deudas, a lo más que llegan es a quejarse amargamente, ¡pero que no hacen nada!, que no mueven un sólo dedo para mejorar su situación. Sólo se les escurre el tiempo entre las manos culpando a la vida, a Dios, a la situación o al gobierno y lo único que producen es veneno en contra de los triunfadores y a quienes agreden por sus logros.

Todo cambia cuando empiezas a soñar en una vida mejor, en las cosas buenas de la vida. Así se concibe –como dice el autor- y crea en la mente, una vida ideal. Esa vida de libertad que rompe con las ataduras de la amargura y la tristeza. Pero no todo termina ahí, ni se da por acto de magia. Esa ansiedad que en ocasiones vivimos, debe llevarnos a la acción no a la queja, debemos poner todos los medios a nuestro alcance para salir del pantano que nos arrastra al fondo y ahoga. Es el momento de ir por todo, y utilizar todo el tiempo disponible en favor de lo que queremos. Es triste, pero también es cierto que muchos pierden el tiempo miserablemente y al final del día se sienten frustrados por los pocos o nulos logros obtenidos durante la jornada. La corona del éxito se obtiene como el atleta que para subir al podio y ser galardonado, antes se ejercitó mucho y diariamente, sudó, se cansó, quiso rendirse, pero la visión de su meta lo hizo aguantar y mantenerse hasta alcanzar su propósito. No hay otra manera. Hay dos tipos de personas, las que ven hacer y las que hacen. Tú, ¿A qué grupo quieres pertenecer?

¿Quieres tener éxito? Tienes que desarrollar todos tus poderes y talentos ocultos ¡TODOS los tenemos! Unos para una cosa y otros para algo diferente, pero invariablemente TODOS tenemos poderes y talentos, puesto o dicho de otra manera, todos somos buenos para algo, lo que niegan esto, son los flojos, los apáticos, los perdedores. Desear no basta para atraer, imaginar solamente es una mera ensoñación, sólo rezar no es suficiente. Bien claro lo dice el autor, “recibirás lo que te ganes; no más, no menos.” Así es, el éxito ¡es algo que se gana, es un acto de la voluntad!

Creo que la frase con que terminamos la sesión de hoy es bastante clara y contundente y cualquiera que así lo quiera, la podrá entender: “Cualquiera sea tu entorno actual, caerás, permanecerás, o te elevarás con tus pensamientos, tu visión, tu ideal. Llegarás a ser tan pequeño como los deseos que te controlan, tan grande como tus aspiraciones dominantes…” Llegarás a ser tan pequeño como tus pasiones, dudas y miedos te aten o ¡tan grande como tus aspiraciones!

 

ACCIONES:

  • Decide lo que vas a hacer hoy para lograr tu sueño, tú propósito y no te permitas que llegue el final del día sin que estés trabajando en ello con todo lo que esté a tu alcance.

 

Déjanos un comentario o escríbeme a mi correo que está a tu disposición: andresbermea@vitaminasparaelexito.com  (Resalta y copia por favor la dirección de correo y pégala en tu navegador de correo). Te invito a escribir y que nos compartas tus pensamientos y comentarios. Me será muy valioso.

Anuncios