Sesión 36

COMO UN HOMBRE PIENSA, ASÍ ES SU VIDA

( As a Man Thinketh )

Continuamos con el 7° y último capítulo del libro. La verdad y aunque lo había leído varias veces, este nuevo acercamiento ha sido completamente diferente y más revelador. Veo asuntos que no había visto y eso simplemente me pone en claro la importancia de leer este texto en más de una ocasión, diría que con cierta frecuencia y anticipo que con cada lectura  –si se hace a conciencia y sentido crítico– más descubrimientos habremos de tener.

En la sesión anterior entramos a un campo sumamente interesante, la recompensa de trabajar en nosotros mismos y en nuestra manera de pensar. Es sin duda un aliciente para sacar adelante el trabajo disciplinado que hay que ejercer. De hecho apenas avanzaremos sólo un párrafo, porque basta escudriñarlo un poco para descubrir abundantes riquezas, y luz para nuestras vidas.

Hoy veremos más recompensas para nosotros y que creo –si ponemos atención cuidadosamente- rebasarán con mucho lo que esperábamos originalmente. Entremos en materia…

 

  1. Serenidad

(Continuación)

El hombre calmado, habiendo aprendido cómo gobernarse, sabe cómo adaptarse a otros; y estos, a su vez, reverencian su fortaleza espiritual, y sienten que pueden aprender de él, y confiar. Cuanto más tranquilo sea un hombre, mayor es su éxito, su influencia, su poder para el bien. Aún el comerciante común encontrará que la prosperidad de sus negocios crece mientras desarrolla un mayor dominio de sí mismo y ecuanimidad, pues la gente siempre ha de preferir hacer tratos con un hombre cuya conducta sea firmemente estable.

 

COMENTARIOS:

Una vez que hemos aprendido a dominar esas áreas de nuestra vida que estaban fuera de control y que ahora sometemos a nuestro dominio y que por tanto habremos de sentirnos con tranquilidad y paz, no sólo nos sentiremos felices con nosotros mismos, sino que también mejorará de manera muy sustancial nuestra relación con los demás, lo que no es poca cosa, puesto que NO somos como el personaje de Robinson Crusoe seres solitarios y abandonados en una isla desierta. Vivimos en una sociedad y lo queramos o no, la interacción o relación con los demás es inevitable y por tanto importante. Si queremos tener éxito, no podemos sustraernos al mundo en que vivimos, pero si entenderlo y ponerlo a nuestro favor.

Entre mayor serenidad o paz logremos, mayor será también el éxito que alcancemos, y con él, nuestro campo de influencia y el poder para lograr el bien. Este éxito no se limitará sólo al interior, tocará también nuestra economía y prosperidad de manera muy favorable porque seremos atractivos para los demás, e inspiraremos confianza para tratar y negociar con nosotros. Creo que hay que asimilar este conocimiento que hoy nos da el autor y entender que hay logros como la riqueza que vendrán como consecuencia del dominio que hemos alcanzado de nosotros mismos. Ya no iremos por la fortuna, ni será necesario buscarla. Ella vendrá a nosotros de manera natural…

 

ACCIONES:

  • Ahora que sabemos de la importancia de que nuestra mente y pensamientos estén bajo nuestro dominio, es importante seguir trabajando estos días en detectar esas áreas que están fuera de nuestro control y empezar a someterlas. Recuerda, como pienses, ¡así serás!

 

Déjanos un comentario o escríbeme a mi correo que está a tu disposición: andresbermea@vitaminasparaelexito.com  (Resalta y copia por favor la dirección de correo y pégala en tu navegador de correo). Te invito a escribir y que nos compartas tus pensamientos y comentarios. Me será muy valioso.

Anuncios